26
Ago
08

Los cuervos

Conocen mis calles los cuervos,
las que cruzan
la alambrada.

Conocen los cuervos
el secreto de estas rosas de lluvia,
que de arrancarlas
dejarían todos los peldaños rotos,
el último piso
como un imposible de azules.

Conocen los cuervos
estas fisuras,
las sonrisas trucadas
del payaso.
Saben por dónde entran
las sombras,
cómo moldearlas
para que ocupen su sitio
exacto
en la cicatriz.

Conocen los cuervos
dónde se acumulan
todas las alas arrancadas,
dónde mueren los cristales
de la noche y si
es éste el lugar
donde los niños juegan descalzos.

Saben los cuervos
que los ríos
que agrietan el mundo
a veces
transportan balsas
de tierra.

Mario Barranco.

Podéis leerlo aquí.

Anuncios

6 Responses to “Los cuervos”


  1. 1.09.08 en 21:12

    Eres un poeta verde. Se nota que hay talento pero tienes que leer más. Hay muchos fallos en la forma, demasiada escritura automática, falta reflexión…
    Sigue adelante y trabaja… No te desanimes!

  2. 1.09.08 en 21:14

    petit te echo de menos, pronto retomaremos la lucha

    *

  3. 1.09.08 en 21:15

    Magnífico. Ojalá hubiéramos coincidido espaciotemporalmente. Habría sido maravilloso tomar un te con usted. Un placer leerle.

  4. 1.09.08 en 21:21

    ¿Recuerdas Mario lo que decía Johnny el saxofonista? “Me da risa, porque en realidad son buenos muchachos y viven convencidos de que lo que estudian y lo que hacen son cosas muy difíciles y profundas. En el circo es igual, Bruno, y entre nosotros es igual. La gente se figura que algunas cosas son el colmo de la dificultad, y por eso aplauden a los trapecistas, o a mí. Yo no sé qué se imaginan, que uno se está haciendo pedazos para tocar bien, o que el trapecista se rompe los tendones cada vez que da un salto. En realidad las cosas verdaderamente difíciles son otras tan distintas, todo lo que la gente cree poder hacer a cada momento.”

    Pues eso Mario, pues eso.

  5. 5 dediego
    1.09.08 en 23:36

    No entiendo nada, Mario. Creo que es hora de que te expliques, y dejes que se explique todo lo demás.

  6. 2.09.08 en 13:54

    Risas de hombres verdes…de los hombres verdes brotan las formas de la semilla…y el arte no es más que un melocotón…y el melocotón no es más que una semilla con ganas de ser comida, tragada y cagada por algún animal…anda, anda, anda


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



Borja de Diego
(1988, Sevilla)

[Más info sobre él]

Licencia Creative Commons

Creative Commons License
El contenido de este blog está registrado bajo licencia de Creative Commons.

A %d blogueros les gusta esto: