26
Mar
09

Aquella herida abierta

TODO estaba habitado por la luz.

Ni siquiera las sombras de los cuervos

-que partían- manchaban los trigales.

Entonces me distraje. Y ocurrió.

 

Mientras volvía, un hombre -envejecido,

todo el sol en su espalda- me detuvo.

Dijo: “No te preocupes por la herida.

He estado muchos años prisionero.

Antes tan solo había hambre y frío,

¿qué otra cosa podía hacer, si no?

Cargaba con la herida día y noche,

con esa herida abierta y sin final.

Ahora te parece lo más grande

que te ha pasado nunca. Pero pronto

verás que nada dura para siempre.

Como al mirar mi cicatriz recuerdo

aquella herida abierta y no el dolor”.

 

Diego Vaya.

De su libro “El libro del viento”.

Anuncios

3 Responses to “Aquella herida abierta”


  1. 2 kamikaze
    26.03.09 en 22:29

    “fuego en las llagas”


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



Borja de Diego
(1988, Sevilla)

[Más info sobre él]

Licencia Creative Commons

Creative Commons License
El contenido de este blog está registrado bajo licencia de Creative Commons.

A %d blogueros les gusta esto: