18
Jul
10

Cuando los náufragos hablan de amor II

Besa las marcas de su espalda, le acaricia las líneas de la mano y luego la deja dormir. Se distrae ante el paisaje que entra por la ventana. 

– Te quiero.

– Ése es el problema. 

La cama se vuelve una plataforma a la deriva. Él se levanta, se sienta frente a la ventana y lía un cigarro mientras ella se viste. 

-¿Volverás mañana? 

Ella se va sin contestar. Él la deja ir y fuma. Frente al atardecer, piensa en esto que le ocurre y vive. A veces garabatea algo en un cuaderno, absorto en el vuelo de pájaros grises sobre la tumba incierta de la tarde.

De El leñador de sombras y otros cuentos.

Anuncios

8 Responses to “Cuando los náufragos hablan de amor II”


  1. 1 Mario
    19.07.10 en 19:56

    Me alegro de que lo haya recuperado.

  2. 20.07.10 en 1:18

    Y yo que pienso que cuando hay roce de miradas y beso de dedos, siempre es amor, aunque sea con los cuerpos…

  3. 3 dediego
    20.07.10 en 16:25

    Mario: ¿te acuerdas? ¿te acuerdas de cuánto me costaba? y sin embargo creo que aquí, esta vez, ese remate es justo. casi necesario.

    Nee: me gusta la imagen. cuerpos que se aman como ballenas o barcos. amarse con los cuerpos…

  4. 26.07.10 en 0:05

    Qué bien suena, Borja. Bonita textura :DD

    “La cama se vuelve una plataforma a la deriva” :DD

  5. 5 dediego
    26.07.10 en 0:18

    Mil gracias, Kisco. Por ahí andamos, y tú lo sabes. Llevaba un tiempo con ese texto (en versiones anteriores) y era hora de sacarlo.

    He echado un vistazo a tu blog. Ole. Seguiré leyéndote.

  6. 7 luis
    22.08.10 en 23:50

    Buen relato, aunque se queda algo en el aire, para mi gusto: esa levísima charla que sostienen. Además: quien dice cada una de las frases. Si, ya sé que dirás que da lo mismo, y sin embargo no es lo mismo. Si ella pronunca la priemra, o si él cotesta a la primera frase. Porque en el universo hombre vs mujer, somos completamente distitnos, no nos parecemos en nada, aunque los tiempos vayan evolucionando poco a poco.

    Saludos.

  7. 8 dediego
    29.08.10 en 21:02

    Claro, la idea era dejar las frases en el aire y que pudiera decirlas cualquiera, aunque yo tenga mi propia visión (y, leyendo bien y atentamente, queda clara, no hay mucho margen de duda). Pero la idea es que mi visión del texto no entorpezca a los demás. Dejar que crezca en los demás.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



Borja de Diego
(1988, Sevilla)

[Más info sobre él]

Licencia Creative Commons

Creative Commons License
El contenido de este blog está registrado bajo licencia de Creative Commons.

A %d blogueros les gusta esto: